miércoles, 19 de octubre de 2016

RECORDANDO A BÉCQUER


Un suspiro me regaló el cielo
me uno a tu vuelo
me acarician tus destellos.
Rodeada de jazmín...
despiertan mis sueños. 

Camino por tu vereda.

Por tus calles de abril,
me transformo en muñeca
me perfumo de azahar
me visto de poema.

Me siento a tu lado

me llena de besos...
melodía que embrujan deseos.
Camino de puntillas,
no quiero que muera mi sueño.

Se escapa de mí

un suspiro que me eleva a los cielos.
Eterno es mi sentir
eterno mi latir...
hechizada por tus versos. 

Como la blanca azucena

viste hoy la luna llena.
Emocionado mi pecho
canta con mi voz tus versos.
Acaricio tus rimas 
igual que al piano acaricia el pianista. 

Dame la vida,

la vida que vive un poeta.
No te alejes nunca de mi vera...
corre con tu tinta por  mis venas 
como la poesía por la pluma del poeta. 

Cierro los ojos...

te veo
te noto
te siento
te leo
Estoy  a tu vera 
recitando un poema.

Frente a mis ojos, 

permanece inmortal, el gran poeta...




Hace unos días, tuve la oportunidad de pasar unos días en Sevilla.
Era inevitable no visitar el monumento que se encuentra en el parque de María Luisa y que está dedicado a Gustavo Adolfo Bécquer.
Bécquer, es mi poeta preferido. El estar en Sevilla ( ciudad natal) y poder ver la casa donde nació, inspiró en mí estos versos.


No pude hacer fotos porque se estaba reformando y parte de él estaba tapado.
Por esa razón, estas fotografías que he escogido para esta poesía las he sacado de la red.
No he visto nombre ninguno en ellas, pero si su autor o autora no está de acuerdo, solo tiene que comunicármelo y las quitaré de mi blog.



Maite Segura
Sevilla 15 de octubre de 2016 

3 comentarios:

  1. Preciosas tus palabras Recordando a Bécquer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Roldán por tus palabras.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Te envio m blog por si deseas visitarlo gracias.
    ‌http://anna-historias.blogspot.com.es/2016/10/en-la-creciente-de-luna-arboles.html?m=1

    ResponderEliminar