viernes, 21 de febrero de 2014

UNA PUERTA AL FINAL DEL PASILLO VII


Al día siguiente de haberme realizado la biopsia, me llamaron por teléfono para decirme que el 16 de marzo tenía la consulta con el doctor y saber por fin el resultado de la biopsia.
Normalmente suelen tardar unos diez días ( eso me dijeron ) en este caso sólo fueron ocho.
_ No pierdas la visita - me dijo una chica que conozco y que trabaja en radiología - porque el doctor se marcha de vacaciones.
_ No...claro que no, me tiene que dar el resultado de la biopsia...desde luego no tengo ninguna intención de perderla, es primordial y además llevo demasiado tiempo esperando.
Los días parecían no pasar...las horas eran infinitamente largas, tenía la impresión de que el tiempo se había parado...esperaba con ansiedad que llegase ese día. Pero, cinco días antes, me volvieron a llamar por teléfono para decirme que esa visita se había atrasado hasta el día 7 de abril.
_ ¡ No puede ser...! ¡Pero eso son veintiún días más tarde...!!! ¿ por qué... si es para darme un resultado?
No supo decirme el motivo, y le dije:
_ Bueno, tal vez es porque el resultado de la biopsia ha salido negativo y entonces no hay prisa...porque ya sé que el doctor se va de vacaciones.
_ Es posible - me dijo.
_ Bueno...pero aún así yo quiero saberlo...necesito estar segura de que esto no es nada.
_ De acuerdo, yo intentaré hablar con algún responsable y ya la llamaré para decírselo y así ya se queda tranquila...
_ Muy bien...muchísimas gracias - le dije esperanzada.
Cuando Joan llegó a casa, le expliqué lo sucedido.
_¡ Nada...el día 16 nos vamos al hospital y nos ponemos delante de la puerta...!!!
Era evidente que él tampoco lo estaba pasando bien...porque cada día al llegar a casa preguntaba:
_¿ Te han llamado...?
_No...a ver mañana - le respondía.
Los días pasaban lentos y esa llamada no llegaba.
De pronto, pareció encenderse una luz en mi cabeza y pensé en lo tonta e ingenua que había sido...¡ ¿ cómo podía esperar una respuesta que jamás llegaría ? Y me dije a mi misma:
_¡ Pero Maite...que ingenua eres, no te das cuenta que jamás te llamará, sencillamente porque no puede hacerlo...no puede darte una trabajadora unos resultados y menos por teléfono, porque es algo personal y sólo el doctor puede hacerlo..!!!
No me podía creer como esa mujer podía ser tan insensible e inhumana sabiendo que esos resultados eran para saber si tenía cáncer o no, y lo que significaban para mi.
Me dio esperanzas, aún sabiendo que ella no podía hacerlo.
Con lo sencillo que es decir simplemente que lo siente, porque ella no está autorizada en dar unos resultados y que eso corresponde exclusivamente al doctor.
La verdad, es que en ese momento me sentí aliviada, y pensé que esa persona había sido muy amable conmigo...Me calmó el saber que alguien que no me conocía de nada se iba a tomar la molestia de localizar al doctor para darme los resultados y no tener que esperar.
_No te preocupes -dijo Joan cuando se lo conté- el día 16 vamos para allá, ya verás como te atienden...vaya si te atienden.



Martes 16 de marzo

Ya llegó el día, pero esa llamada no llegó. Después de desayunar me tomé una pastilla de valeriana. Me sentía nerviosa...muy nerviosa y angustiada, y no estaba dispuesta a salir del hospital hasta que no supiera el resultado.
Si el doctor no me quería visitar, iría en busca de la doctora que me práctico la biopsia.
Teníamos muy claro que no saldríamos del hospital sin el resultado...no estábamos dispuestos a esperar veintiún días más.
Ya no sólo era muy importante para mi, si no también para Joan, mi hermano, mi cuñada y mis compañeros de trabajo...todos estaban pendientes de ese resultado.
Pensé en mi hijo y en mis padres...¡menos mal que ellos no sabían nada! La ansiedad que sentía por la espera me cortaba la respiración...mi corazón latía con tal fuerza que parecía querer salirse del pecho y mis manos no paraban de temblar. Joan no parecía estar mejor que yo.
Durante la media hora que dura el trayecto...no recuerdo, cual fue nuestra conversación.

Es martes y son las 10'45h. de la mañana. Esperamos delante de la consulta 23 a que saliera la enfermera a recoger las hojas de asistencia...pero, nosotros no pasamos por el mostrador...no tenía visita concertada.
Así que cuando salió la enfermera yo le di mi tarjeta sanitaria y después de explicar que yo sólo quería saber el resultado, entró a la consulta y al momento salió para decirme que me esperase y que el doctor ya me atendería
_¿María Teresa...? Ya puede pasar.
_¡ Hola, buenos días, - dije mientras me dirigía hacia el doctor, el cual puso cara de sorpresa al verme.
_Yo ya la había visitado antes ¿ verdad?
_Sí. - respondí - el día 2 con el otro doctor; verá, es que esta visita me la aplazaron hasta el 7 de abril, y yo sólo quería saber el resultado de la biopsia que me hicieron el pasado día 8.
_Bueno, siéntese María Teresa.
Y tras un profundo respiró el doctor me dijo:
_ verá, se han encontrado células madre
Yo le miré, y sin saber que significaba le pregunté:
_¿Cáncer ?
_Sí, siento ser yo quien le dé la mala noticia pero, tranquila que lo vamos a quitar...todo irá bien.
_ Lo sé - le contesté.
El doctor, fue escribiendo en el ordenador al mismo tiempo que me programa a citas para diferentes pruebas ( tac, resonancia, radiografía, analítica, electro, visita con anestesista...todo previo a una intervención ).
Este fue el momento en que mi vida cambió radicalmente, porque en ese preciso momento una paz inmensa recorrió todo mi cuerpo y respiré profundamente...por fin podría dormir, ya sabía lo que tenía y también sabía que no podía hacer nada por evitarlo...No no podía sacarlo de mi cuerpo, lo único que me quedaba era aceptarlo.

Salí de la consulta...Joan esperada fuera, y yo ya no temblaba.
Era increíble como acepté la noticia...me sorprendía a mi misma.
Fue como si en aquel momento hubiera abierto una ventana y recibiera una luz brillante e intensa a través de ella...no recuerdo jamás, a ver tenido una sensación igual de paz y armonía en toda mi vida.
Al salir de la consulta se lo comuniqué a Joan...entonces, no pude contener las lágrimas, creo que mis lágrimas fueron causa de los nervios y la atención acumulada durante el mes y medio de espera.

De vuelta a casa no hablamos...no había palabra para describir aquella situación. Me había tocado, tenía que aceptarlo...me sentía extraña y pensé :
_Esto no va a poder conmigo...no, no voy a dejar que pueda conmigo.
Al llegar a casa, Joan quiso ir a caminar...entendí que necesitaba hacerlo, era su forma de evadirse y pensar en ello en soledad ( también a él le había cambiado la vida) .
Yo me quedé en cada...no quería hundirme, no quería que el pensar en ello me produjera más dolor. ¡ No va a poder conmigo...! Entonces, no sé porqué, puse la radio y me puse a bailar...fue increíble porque era música alegre y yo bailaba y me repetía una y otra vez:
_ ¡ No...No, no vas a poder conmigo...no vas a poder conmigo...!!! Y bailaba sin parar, me sentía liberada de toda tensión, a la vez que una fuerza sin igual se apoderaba de todo mi cuerpo...mis miedos, mi ansiedad, mis problemas iban saliendo uno a uno de mi vida...¡Nunca más volveré a pasar por todo lo que he pasado...nunca más...nunca más !!!

10 comentarios:

  1. Es una historia emocionante y tan dura. Creo que hay que ser muy fuerte para superarlo. Me alegro que ahora puedas contarnos tu experiencia, que todo haya pasado y que ahora por fín seas feliz. Saludos cariñosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Teresa...es muy dura, pero el cáncer te convierte en una persona dura y fuerte. No puedes imaginar lo que te llega a cambiar. Justo ayer, hablé con una mujer que también tuvo cáncer de mama y hace más años que yo...y esto mismo que te cuento es lo que me dijo también ella. El cambio la mayoría de las veces es para mejor.
      Un abrazo bien grande...muchísimas gracias por tu amistad y apoyo.

      Eliminar
  2. Maite me ha conmovido tu historia, que bueno que lo hayas superado, cuando nos sentimos vulnerables como tu dices nuestra vida cambia para mejor, eso es lo más importante, te vuelves más humana y ves la vida desde otras perspectivas, bendiciones y saludos gracias por compartir tu historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Catherine por tus palabras. Tienes mucha razón...la vida suele cambiar cuando vives situaciones límites, y piensas que lo que has vivido anteriormente no era nada, que todas los problemas y preocupaciones, ahora piensas que no tenía sentido tanta preocupación y que lo realmente importante es como vives tu vida a partir de este momento y conviertes tu vida en un tamiz, para separar lo positivo de lo negativo...lo que te ayuda o te anula como persona. Aprendes a decir: NO.
      Un abrazo grande...

      Eliminar
  3. Ay, de verdad que llevas un "ángel", (una forma de decirte, que tienes en tu ser algo extraordinario), o yo que sé, porque esa reacción tuya de bailar... Me pareció la mejor forma de aceptar un revés de la vida, y una forma de liberar esa tensión acumulada, centrándote en la superación, cambiando lo negativo en positivo, que desde luego es una reacción digna y muy bella del sentir de tu ser hacía tus células. Las calmaste. Ese es el poder de la mente, sin duda.
    Sabes, esto como ya te dije en otra ocasión, nos enseña mucho, sobre las reacciones que podemos adoptar en la vida ante las dificultades extremas.
    Te insto, a que cuando termines de contar tu experiencia, lo publiques ya sea a modo de relato o de ensayo de una biografía, pero lo veo muy interesante, útil y enriquecedor, tu ensayo, y nunca mejor dicho, donde se crece el "yo".
    Saludos, que tengas un buen fin de semana, Maite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has emocionado Clarisa...justo ahora he comentado más o menos a Catherine como cambiar y desechar lo malo de tu vida. No te puedo decir si llevo un Ángel...pero, la sensación que tube en ese momento fue como si me abrazase un ángel...porque esa paz que sentí era extraordinaria, no tengo palabras para definirlo...sólo sé Clarisa que me llenó de luz.
      Tengo que decirte que en estos momentos. Estamos varias mujeres como yo, luchando por una sanidad mejor. Nuestro joven cirujano se ha marchado dl hospital, la causa: los recortes y la mala gestión del hospital, pues es un hospital privado pero concertado por la seguridad Social. Fuimos a la radio a hablar de ello y fíjate que curioso, la presentadora nos dijo si habíamos pensado en escribir nuestra historia y publicar un libro...ella insiste, pero creo que la única que está escribiendo sobre esto soy yo. Y me animé a ello...después de ver las reacciones de algunas personas con cáncer. Yo pensé que mi forma de actuar en el hospital y después de la operación era norma...pero, después de conocer a más personas y ver su reacción, me hizo pensar que yo no actuaba igual, pero en cambio me siento muy bien y que mi forma de actuar, también beneficia a todos los que me rodean.
      Muchísimas Gracias querida amiga...por tus palabras de ánimo. Creo que voy a seguir tu consejo y el de Laura ( la presentadora de radio) vengo pensándolo desde hace tres años...y si puede servir para ayudar, con eso me sentiré más que satisfecha. Un abrazo enorme, feliz fin de semana

      Eliminar
  4. Bailar...! Pienso como Clarisa.
    La verdad yo no sé como reaccionaría en un caso así Maite. Fuiste muy valiente.
    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Francisco...esa fue mi reacción, no sabía muy bien por que lo hacía pero, desapareció de mi toda clase de miedos...¡Me sentía libre...aún sabiendo que tenía cáncer , yo me sentía libre! Me sentía renovada...completamente nueva.
      Muchas gracias amigo por tus palabras...ese abrazo fuerte también para ti.

      Eliminar
  5. Eres un ejemplo de valentia, yo no se si hubiera tenido este poder de ser optimista y seguir luchando, pero eso cada uno lo sabe solamente cuando le toca. Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos dias Sandra...es posible, creeme.yo decía lo mismo que tú pero, esto te cambia tanto la vida y te da tanta fuerza, que la ves y la vives como nunca lo habias hecho. Un abrazo grande ...inmenso. Muchas gracias por tus palabras.

      Eliminar