martes, 10 de diciembre de 2013

UNA PUERTA AL FINAL DEL PASILLO IV




Viernes 12 de febrero de 2010

Recibo una llamada desde el centro médico de L'Escala confirmando una consulta con la ginecóloga del centro para el 3 de marzo, confirmandome que sólo tiene consulta los miércoles.
-¡¡¡Madre mía ...pero eso son demasiados días!!!- le dije- no puede ser antes, es que es urgente, necesito una biopsia urgente yo no puedo esperar tanto...!!!
Insistí que tenía que ser un error y que no entendía tanta demora. Pero, mis suplicas no sirvieron para nada.

Mi médico de cabecera me dijo que si no me llamaban o no iban rápidos que le llamase por teléfono. Y así lo hice, al día siguiente le llamé para decirle el día que tenía consulta, y él me dijo que tampoco entendía porque tan tarde.
Volvió a tranquilizarme y a decirme que no me preocupara que todo saldría bien y que el ya había enviado todo.
Así que esperé hasta el miércoles siguiente día 17 y desde el trabajo llamé al centro médico ( quería hablar con la doctora) pero me dijeron que la doctora no se ponía al teléfono. Entonces, expliqué de nuevo mi situación a aquella otra chica y me dijo que llevara los informes y que se los pasarían a la doctora porque era ella la que me tenía que enviar a patología mamaria del hospital de Figueres. También me dijo que como ya eran más de las 10'00h. De la mañana y estos informes salen por vía mensajería, no saldrían hasta el día siguiente.
Cuando salí del trabajo a las 13'00h. Llevé todo lo que tenía al centro médico y una vez allí insistí en hablar con la doctora para explicar personalmente lo que me pasaba...
- ¿Cuando termina la visita la doctora? - pregunté.
- A las tres -me respondió.
- Bueno, pues me espero...no me importa esperar hasta que termine, sólo será un momentito y así puede saber mejor lo que es.
-No, la doctora ha dicho que deje los informes que ya los mirará -me dijo.

Volví a sentir aquella presión dentro de mi...algo me aprisionaba el pecho y volví a notar y a perder el control de mis nervios. Salí de allí temblando y llorando de nuevo...aquella doctora no quiso ni tan siquiera hablar conmigo.
Y mis temores de que no iba a ser fácil crecieron aún más.
Me fui para casa a comer y a explicar a Joan lo que me acababa de pasar.
Ya por la tarde y a la salida de la comunidad donde trabajo me acerqué hasta el centro de salud, (que además está casi al lado) para comprobar y asegurarme de que aquellos informes habían sido leídos por la doctora; esta vez era otra chica la que me atendió y después de decirle que tenían que salir por mensajería, se dirigió hasta una bandeja que había detrás de ella y me los enseñó...ante mis dudas, me indicó una nota adjunta con la firma de la doctora y me dijo que saldrían al día siguiente por la mañana.

El jueves 18, recibo una llamada de consultas externas y confirmando mi visita en patología mamaria para el 2 de marzo.
¡No me lo podía creer...! pero Dios mío, que estaba pasando?
Insisto a la chica que tenía que ser un error...¡insistía e insistía de que aquello no era una simple visita...Que no era una visita rutinaria...que yo, tenía un bulto en el pecho y que se me pedía una biopsia...
Me dijo que era a través de mi médico de cabecera y que el doctor que me tenía que visitar ya había visto el informe y que sí, que vio que ponía urgente, pero que tenía que esperar.
Al día siguiente, vuelvo a llamar a consultas externas, pero por más que insisto no tengo  nada que hacer...entienden mi problema, pero me dicen que hay que seguir "EL PROTOCOLO".
Yo no podía comprender como prima más el protocolo que el estado de una persona;
Ni presentando informes y análisis, ni solicitando visita preferente, ni urgente ¡Todo para  nada...porque es mucho más importante seguir "EL PROTOCOLO"...!!!

Ese mismo día, llamé también a "Atención del paciente". Explico mi problema y una señorita muy educada me contesta:
- Perdone, pero aquí sólo se atiende reclamaciones y quejas.

Después de todo esto mi desesperación ya no tiene límites y después de sentir miedo, ansiedad y nervios, se añadió  también la impotencia.

Me paré a pensar y a reflexionar en todo lo que me estaba pasando...yo que nunca me he callado ante las injusticias...yo que siempre he luchado con la palabra, no me podía quedar callada, ni mucho menos parada y entonces decidí que ya que me había tocado luchar por mi vida...también lucharía por mis derechos. 
Y a partir de ese momento, comencé mi lucha también contra el sistema...
Al día siguiente volví al centro médico y pedí a la chica que había en ese momento los nombres completos y los número de colegial de la doctora y de mi médico de cabecera...y empecé a redactar mi carta de protesta.  

2 comentarios:

  1. Te sigo leyendo con atención, y sigo estimando tu fuerza y valentía. En la vida, sin nuestro espíritu de lucha, no somos nada. Pero, a pesar de tantas cosas, "de vez en cuando la vida, nos besa en la boca..." . Me aportas una hermosa esperanza. Gracias.
    Yo no le doy demasiada importancia a la navidad del consumo y el banal modo de nuestros días, pero sí a la navidad de cada uno, a nuestro "nacimiento" como seres humanos, renovados, solidarios, con amor hacia la vida y a hacia otros. Ofreciendo nuestra alegría y lo mejor. Así, te felicito, pues después de lo que has pasado, has vuelto a nacer. Feliz nacimiento y que sean muchos y los tuyos tengan la alegría de tu persona.
    Me encanta Serrat...
    http://www.youtube.com/watch?v=14eHrNSLyGI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa lo mismo con la Navidad...no me gusta el consumismo, eso me provoca mucha tristeza. ¡De vez en cuando la vida, nos regala un sueño...
      Que hay que andarlo de puntillas por no romper el hechizo...!!!
      Serrat sabe bien lo que es un regalo de la vida...y yo, como bien dice también ando de puntillas para que ese hechizo no se rompa.
      Muchísimas...muchísimas gracias Clarisa...este es un regalo muy especial...me he emocionado al verlo en mi correo, eres una persona y una amiga muy especial...lástima que no estemos cerca para poder darte un abrazo inmenso y poder tener algún ratito de charla tomando un café.
      Que pases una muy buena Navidad con todas las personas que te rodean ( seguro que serán muchos, cuando se tiene un corazón tan cálido y cariñoso como el tuyo). Abrazo bien grande y nos seguimos encontrando por estos caminos.

      Eliminar