miércoles, 25 de septiembre de 2013

UNA PUERTA AL FINAL DEL PASILLO




Hace ya más de tres años que me diagnosticaron cáncer de mama, y he estado pensando mucho en sí debería explicar cómo fue y como afectó a mi vida.

Cuando creé este blog...Lo hice con la intención de hablar y de explicar a otras personas que, el cáncer ya no es sinónimo de muerte...que es posible vencerlo, y que la mejor arma para vencerlo es ahuyentar el miedo. Sé, que no todas las personas lo ven igual...Y tal vez, haya quien se sienta ofendido por alguna de mis explicaciones...Por esa razón pido perdón con antelación, pues nada más lejos de dañar a otras personas, que quizás si lo hayan o, estén pasando mal con el cáncer.

Alguien me dijo una vez... _Que porqué había dicho en mi blog que me habían practicado una mastectomía, porque eso era algo muy personal_...Sí, quizá tenga razón y es algo muy personal, pero pensé que no tenía nada de qué avergonzarme...No, no me avergüenzo, ni tampoco quiero dar lástima...
Sólo quiero ayudar a todo aquel que quiera hablar del cáncer sin vergüenza y sin miedo. Explicando su experiencia y como lo supera...
Hablando con otras personas que quieran hacer comentarios o, que busquen consejos para hacer que los tratamientos (quimioterapia, o  radio) sean más llevaderos.

Cuando yo me detecté el bulto en el pecho el 31 de enero del 2010, una losa inmensa cayó sobre mi...Ese día el mundo entero... ¡mi mundo, se vino abajo...!

Tengo la necesidad de hablar...De explicar mi estado de ánimo, mis miedos...
Tengo la necesidad de contar como mi vida ha cambiado; el cáncer no es bueno...No, no nos vamos a engañar pero, yo personalmente tengo que agradecerle que me hiciera mucho más fuerte...Que me diera la fuerza suficiente  para vivir el día a día como si fuera el último. Y ahora que vivo la vida desde este lado...Ahora, que he podido comprobar cómo se vive desde los dos lados...Ahora, quiero explicarlo, y si mis palabras sirven tan sólo por un día de consuelo ¿por qué no...?

Este apartado en mi blog, es para que todas las personas (hombres, o mujeres) que tengan la necesidad de hablar sobre su experiencia, lo pueden hacer.Pero también, para todas la personas que tienen  algún familiar, o amigo con cáncer, porque la mayoría de las veces se sienten perdidos...
Sin saber que hacer, o que decir.
Creo sinceramente, que una forma de vencerlo es no tenerle miedo...
Y pienso que se consigue hablando de el sin temor.
Yo lo he podido comprobar, es mucho más llevadero para todos.

Existe una puerta al final del pasillo...Y podemos llegar hasta ella.
Ese día, la abriremos y la cruzaremos, y nunca más la volveremos abrir. 




16 DE MARZO DE 2010

 Hoy es martes y son las 10'45h. De la mañana.

 _ ¿María Teresa?, ya puede pasar.
  _ ¡Hola, buenos días, _dije mientras me dirigía hacia el doctor, el cual puso cara de sorpresa al verme.
 _Yo ya le había visitado antes ¿verdad?
 _Sí, -respondí- el día 2 con el otro doctor; verá, es que esta visita me la aplazaron  hasta el día 7 de abril, y yo sólo quería saber el resultado de la biopsia que me hicieron el  pasado día 8 
 _ Bueno, siéntese María Teresa.
Y tras un profundo respiro el doctor me dijo:
 _Verá, se han encontrado células madre
Yo le miré, y sin saber que significaba le pregunté:
 _ ¿Cáncer? 
 _Sí, siento ser yo quien le dé la mala noticia, pero tranquila que lo vamos a quitar...Todo irá bien.
 _ Lo sé  -le contesté-  
El doctor, fue escribiendo en el ordenador al mismo tiempo que me daba citas para diferentes pruebas (  tac, resonancia,  radiografía, analítica, electro, visita con anestesista...todo previo a una intervención)

Este fue el momento en que mi vida cambió radicalmente, porque en ese preciso momento una paz inmensa recorrió todo mi cuerpo y respiré profundamente...
Por fin podría dormir, ya sabía que tenía, y también sabía que no podía hacer nada por evitarlo...
No, no podía sacarlo de mi cuerpo, lo único que me quedaba era aceptarlo.    

13 comentarios:

  1. Te admiro mucho, no es facil superar el cáncer y sus efectos, pero en la vida solamente las personas fuertes pueden mirar con optimismo. Me alegro de que ahora estés bien. Todos tenemos miedos, pero el miedo es nuestro peor enemigo en la mayoría de los casos. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sandra...No, no es fácil superar el miedo pero, te puedo decir que sí es posible hacerlo. Yo, viví el cáncer de próstata de mi abuelo y el cáncer de mama de mi suegra ( los más cercanos a mi) y de algunos conocidos, y yo siempre decía que si a mi me tocaba algo así, que yo no iba a vivir, que literalmente moriría al momento de saberlo...que no superaría ese trauma. Pero, también vivo en este mundo y también estoy dentro de esa rueda que gira y gira como la rueda de la fortuna, y de pronto se para en ti , y parece querer decirte:
      -Te ha tocado, tú decides ¿quieres una segunda oportunidad o no?
      Y entonces, miras a tu alrededor y los ves a ellos ( tu hijo, tu pareja, tus padres , tu hermano...El mundo que te rodea ) y te preguntas a ti misma:
      ¿Qué puedo hacer.....? ¿Acaso puedo decir al cáncer que se marche...que no lo quiero en vida? No verdad...? No puedo hacerlo, no puedo decir ¡ vete! sal de mi vida! Porque no se va a ir...Si quiero que se vaya tengo que luchar contra el, y no dejar que me venza ....no dejar que me robe mi mundo.
      Y la única forma es hacerlo con optimismo. Devuelta el abrazo Sandra.

      Eliminar
    2. Por eso dije que te admiro porque fuiste y eres una luchadora. :*

      Eliminar
    3. Gracias Sandra, agradezco mucho tu cumplido pero, yo no me considero distinta a cualquier otra persona. Por suerte o por desgracia sólo nos damos cuenta de lo fuerte que somos cuando nos pasa algo así, es entonces cuando reaccionamos y hasta llegamos a extrañarnos de tener esa fuerza que siempre habíamos dicho no tener...Por eso, yo de alguna forma agradezco al cáncer que me eligiera, ha hecho de mí una mujer sin miedo a nada. Y sobre todo, me ha enseñado a comprender aún mejor, que los problemas, no son problemas.

      Eliminar
  2. Hola Maite.
    Siempre he pensado que hay que ver la vida con optimismo y que como decía mi madre, es mejor ver la botella medio llena que medio vacia. Sin embargo, no sé si llegado el caso, sería tan fuerte. Es muy valiente tu actitud ante la tragedia que supone saber que tienes una enfermedad y un ejemplo a seguir, pues seguramente, este modo de enfrentarte con optimismo ha contribuido a superar tantos miedos. Gracias por compartir tu experiencia que me hace reflexionar sobre lo verdaderamente importante en la vida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Teresa por leerme! y no dudes que tu también lucharías, como ya he dicho los seres humanos no sabemos, o no reconocemos nuestra fortaleza hasta que nos toca de pleno una enfermedad como el cáncer, que sólo oír la palabra ya te infunde respeto, aunque hoy en día el tanto por ciento de curación es más elevado y sobre todo el cáncer de mama. Aún así no puedes evitar pensar en la palabra muerte.
      Y esa es la que te hace reaccionar y sacar las fuerzas de donde no existen, o eso creemos que no existen pero, no es cierto esa fuerza está ahí...dentro de nosotros.
      Teresa tienes razón ...es esta experiencia la que te enseña y te hace reflexionar sobre lo que es importante o no en la vida...Te enseña a valorar esas pequeñas cosas (muchas veces inadvertidas o que no hemos sabido apreciar) Te enseña a decir que NO a todo lo que no sea bueno para ti ...Tu vida se convierte en una criba, buscas La Paz en todos los rincones ...En todas las personas . Un abrazo de vuelta para ti también .

      Eliminar
  3. OH POR DIOS...Me has dejado momentaneamente sin respiro Maite...Es admirable tu valentía,no veo nada de malo en que lo compartas,porque quizás halla muchas mujeres que al igual que tú,están en esa búsqueda hacia la puerta al final del pasillo,comentarios siempre hay de todos...Eso me ha pasado...Pero yo siempre digo estoy para quienes me quieran leer y querer y como escuché alguna vez LO DE MAS,ES LO DE MENOS...Es tu vida hermosa y tú desición la cual me impulsa a ponerme de pie y abrazarte...Siento una gran emoción que no puedo describir ♥ recibe un abrazo cálido y sincero de mi parte...Hace un tiempo aprendí a vivir el hoy y aprendí a decir lo que siento en el momento porque no sabemos si habrá un mañana para hacerlo...GRACIAS...TE ENVÍO UN SALUDO CON MIS MANOS SOBRE EL CORAZÓN y ...yo...pienso ...qué puedes desearel a alguien que quieres y admiras? Entonces digo pues el amor,así que "El amor contigo Maite,por siempre" :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente María somos muchas las mujeres que estamos pasando por esto! es por eso y porque durante estos tres años he conocido a muchas en la misma situación, y he visto como alguna lo pasa mal y no quieren que se sepa que tienen cáncer...Pero yo, no me he callado, desde el primer momento lo dije y es como si al hacerlo me liberara de ese mal, de esa presión que te oprime hasta el alma cuando te dicen que te tienen que quitar un pecho. Gracias a Dios, tuve la fuerza suficiente para levantar esa pesada losa que había caído sobre mi...Simplemente quería vivir. Se me había concedido una segunda oportunidad.
      Muchas gracias María ...Seguiré contando mi historia, que también es la historia d muchas mujeres, y seguiré porque como bien dices, no sé si habrá un mañana. Muchas gracias por tu muestra de cariño...me has emocionado, mi amor también para ti de todo corazón amiga.

      Eliminar
  4. Querida Maite, sabía por ti, lo de tu enfermedad y superación, cuando lo comentaste en su día, no, todo lo que nos cuentas hoy, y tu intención de narrarnos tu proceso, que lejos de ofender a nadie, mas bien nos empequeñece. Yo, personalmente, te agradezco tú valentía al hacerlo, pues, me parece que en esta sociedad que frivoliza con casi todo, y donde la empatía casi no tiene sitio, con tu ejemplo, nos recuerdas, que por encima de todo, somos seres humanos, y nos hablas de esa "humanidad" en tu persona. Gracias.
    He vivido rodeada de esta enfermedad, casi toda mi vida. (No en mi persona, sí, en algunos de mis seres queridos, y también, amistades muy cercanas).
    Comparto tu sentir, y es lo que tú dices, ese aceptar, ese aprender a vivir con ello, acelera el crecimiento interior de la persona, abre ventanas, se comienza también a actuar de otro modo, con un refuerzo de dignidad y entereza que puede lograr esa superación de la enfermedad. Y ese positivismo frente a la angustia, a veces, es el mejor medicamento. La relevancia y las prioridades de la vida, dan un vuelco, y pasan dentro de cada uno, a otro plano diferente. Puedo percibir esa sensibilidad manifiesta, ante la cotidianidad, que nos intentas trasmitir.
    Admiro tu entereza al aceptarlo, y superarlo en tu propia persona, y me alegra que tuvieras el empeño de quitarte esa "losa", que sólo el que lo vive, lo sabe; que tengas alegría de vivir y estés viva, para regalarnos tus palabras llenas de entendimiento y cariño. Para que sirvan como aliciente y apoyo a otros, y quizá, de sanación.
    Sin dejar de ser realistas ante la adversidad de tal enfermedad, el optimismo aporta esa resolución de los conceptos apegados, para levantar la cabeza, mirar hacia el mañana y no tener miedo (que no quiere decir, que se vea todo de color de rosa), sino que nos da el poder para resolver los ataques de cobardía. Puede ser nuestra propia determinación, ese "salvavidas". No solemos estar preparados para enfermar, ni para morir, ni para ver morir a los seres queridos. El temor al sufrimiento físico, también paraliza... Pero sobre todo, lo dramatizamos. Dramatizamos la vida, la enfermedad y la muerte. Y yo (humildemente) pienso, que eso es un error por nuestra parte. El dolor de las cosas, se alivia cuando comprendemos que es parte de la vida y lo compartimos. Cuando aceptamos y entendemos que morir es siempre nuestro final. La enfermedad, puede ser lo previo, o no. Conozco algunos casos, muy, muy graves (pertenezco a una asociación), incluso ya desahuciados por los médicos, que lo han superado. Y es lo que tú dices: hemos de despertar esa fortaleza. Y ella, a veces, se alía a nuestro ser y nos ayuda a tener un poco más de tiempo. Que al fin es de lo que se trata. Tiempo.
    Me he emocionado leyéndote, y perdona si me he extendido. De cierta forma, tu intención al hacerlo publico, era esta: lograr que otros también se expresaran y hablaran del tema sin miedo, como si estuviéramos entre amigos que nos comprendemos. Nada para generar ni patetismos, ni compasión, ni dramas, sino para expresar los sentimientos: hablar de ello.
    Gracias de nuevo, porque creo esto que nos compartes, tan íntimo y sincero, es enriquecedor para quien te lea. Estas son las cosas que nos diferencian a los humanos:la humanidad. Alegría de vivir, pese a todo, Maite...
    Y seguir leyéndonos...
    Feliz fin de semana. Un abrazo con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias de todo corazón amiga Clarisa, la verdad no sé como agradecer tantas muestras de cariño y apoyo. Tus palabras son un bálsamo para mi. Porque con tantas muestras de cariño y apoyo, ya no me queda ninguna duda de que tengo que explicar mi caso...sé, que para algunas personas este es un caso más...pero, sé también que para otras les puede servir de ayuda y alentar para que sigan luchando. Muchas sé sienten pérdidas y no saben que hacer en determinados casos. Yo, he tenido días de todo, pero he tenido una "ventaja" y es que pasé por una depresión hace años y logré salir yo sola, sin la ayuda de un psicólogo ( y no quiero decir que no sean necesarios o que no hacen bien su trabajo) sino, que sencillamente no lo necesité, porque yo sola supe salir de aquella situación...fue muy grave, tanto que perdí muchos quilos, gran parte de mis cabellos y mucha memoria...realmente estaba muy mal, tenía verdadero pánico a ir al trabajo, y no era por los jefes que eran bellísimas personas y se portaban muy bien.
      Tuve que cambiar aquella situación perdiendo mi trabajo...era eso o perdía definitivamente mi vida...porque en aquel tiempo prácticamente lo había perdido todo...mi alegría, mis ganas de trabajar, el cuidar de mi casa y de mi familia, mi coraje, mi fuerza...y mi salud. La causa, acoso laboral por parte de una compañera fueron dos años que jamás olvidaré y que no deseo para nadie.
      Por eso creo, que me ha servido de ayuda todo ese sufrir, para saber afrontar con fuerza y con valentía todo lo que me ha sucedido después. Tengo que decir que si hubiera sido al revés...si primero hubiera tenido el cáncer...ese acoso no hubiera tenido lugar...porque no lo hubiera permitido y porque mi estado de ánimo ahora es completamente distinto.
      Muchísimas gracias Clarisa y puedes extenderte todo lo que quieras...para mi es un honor y placer conocer tu opinión.
      Un abrazo con todo el cariño del mundo. Y deseo pases una muy buena semana.

      Eliminar
  5. Buenos días Maite.
    Me parece muy bien que expliques lo que tú quieras,creo que estás siendo tu misma y es que no puede,ni debe ser de otra manera.Yo soy un poco nobel en esto de internet,pero vamos poco a poco aprendiendo.
    Quería compartir contigo que ciertamente en mi familia,que por cierto es bastante numerosa,el cáncer no nos faltó,ni tampoco otras enfermedades, y que muchos de los nuestros marcharon por ello,algunos bastante jóvenes,19,20,23,48,....Si que es duro para los familiares,amigos,por supuesto,pero por suerte nosotros tenemos una madre que es fuerte,(yo la suelo comparar con un caballo de batalla),alegre,emprendedora...y no se,como me dijo una vez una vieja amiga,que tambien se fué,estas cosas hay que cogerlas con fuerza,almenos intentarlo,estar ahí.Te mando un abrazo grande,de esos que cuando los das,automáticamente lo estás recibiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola creandoespacio, siento tantas pérdidas en tu familia y además tan jóvenes, siempre es más duro en estos casos...
      Tu amiga tenía razón. Siempre hay que cogerlo con fuerza, con coraje, con mucha calma y lo más importante hay que ser muy positivo y desechar o apartar de tu vida todo lo que te haga sentir mal y no te aporté La Paz que necesitas.
      Yo, ( como ya he comentado varias veces) tengo una " ventaja " y es que he vivido en los dos lados...he podido comprobar como es la convivencia con alguien que lo padece y ahora vivo desde este otro lado. Y aunque parezca extraño...desde este lado se vive " mejor " ¡ pero alto!...se vive mejor siempre y cuando el cáncer lo trates como un cambio positivo en tu vida, como una segunda oportunidad que te ha sido concedida y que no la quieres dejar escapar. Porque cuando la persona que lo padece si lo vive sin miedo y la acepta...está logrando con ello que las personas que viven al rededor ( familia, amigo, compañeros de trabajo...) dejen de sufrir por ti. Y así logras crear un entorno normal, además de que enseñas que la vida tienes que aceptarla tal y como viene...no intentes cambiar nada...
      Es una sensación extraña...pero yo lo viví peor desde el otro lado. Es bien cierto que hay personas que no se resignan y se encierran en sí mismas y no quieren hablar de ello...( todo es respetable) verían la enfermedad de distinta manera y vivirían intensamente la vida si hablasen sin miedo.
      Un abrazo bien grande para que te llegue...!

      Eliminar
    2. Gracias Maite por tu atención.Y bueno así pienso yo también,creo que los que nos quedamos con la ausencia de los que marchan tenemos que tener mucha fuerza.La amiga de que te hablé padeció cáncer de huesos por muchos años y era una persona suave,dulce,cariñosa,alegre...y mira tu que tenía un hijo médico que alucinaba con ella,porque no sufría dolor y su ánimo seguía como de costumbre.El final fue una semana que si le dolió,pero aún así fue increíble,su hijo no se lo sabía explicar.Por lo que pude hablar con uno de ellos que fue quien me dio la noticia de su fallecimiento,se marchó rodeada de mucho amor,todos sus hijos estuvieron con ella y para ellos su ausencia es como si no...."estamos tan llenos de madre que es como si estuviera aquí".En fin,yo doy gracias por haberla conocido y la llevo en el corazón,como ella a mi,que así me lo decía,"aunque no nos veamos o estemos lejos,en el corazón estamos".
      Besos¡¡

      Eliminar